jueves, 21 de julio de 2011

Maravillas del alisio en Maspalomas

 (Via ► http://www.canarias7.es)

Lo que era una mar de piedras en menos de quince días vuelve a ser una deliciosa playa de arena para disfrute de miles de usuarios.

 

 

La sabia naturaleza coloca a cada uno en su sitio, y a la arena en la playa de Maspalomas. La llegada de los alisios ha hecho desaparecer el pedregal dejado por los temporales del sur en una semana, dando la razón a los que pidieron respetar la dinámica del mar.

La playa de Maspalomas recuperó en poco menos de una semana alrededor de un metro de arena debido a que el anticiclón de las Azores se ha distanciado de Canarias y permitido que los vientos alisios ganaran en intensidad durante los últimos días, un cambio que aceleró la dinámica del oleaje y propició un mayor transporte de arena desde la Punta de la Bajeta hacia la zona del Faro de Maspalomas.

Este fenómeno, del cual tienen conocimiento los más antiguos lugareños, es el que todos estaban esperando desde hace tiempo. «Esto siempre ocurrió, con mayor o menor intensidad, pero se ha repetido a lo largo de muchos años de forma totalmente natural, por eso nunca creí a quienes decían que la arena no volvía », explicaba el jefe del servicio de mantenimiento de playas, quien lleva más de treinta años trabajando entre el mar y las dunas.

Espacios por donde hace poco más de una semana no se podía caminar debido a la pedregal, estaban ayer totalmente cubiertos de arena. En el sector próximo al chiringuito número tres, cuyo entorno hace ocho días tuvieron que precintar por temor a que se cayera un turista, los sedimentos cubrían gran parte de los salientes rocosos, favoreciendo a quienes gustan caminar o correr por la playa. Mediante medios mecánicos los operarios del servicio de playas movieron arena y taparon las rocas desnudas que aparecían por debajo del kiosco playero.

En cuanto a la llegada del árido, ha sido mayor en algunos puntos que en otros debido a las corrientes marinas y al oleaje. En el tramo de playa junto al Faro de Maspalomas subió el volumen pero todavía no alcanza para cubrir todas las piedras, pero sí ha sido suficiente para que desapareciera la línea de rocas más próximas al puesto de salvamento y vigilancia de la Cruz Roja Española, precisamente el sitio donde se propuso construir la polémica escollera , una obra que las autoridades están por no llevar a cabo.

Gabriel Suárez  / Maspalomas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada